Hoy en día la aparición de nuevas normativas para campos deportivos artificiales y la sustitución de los campos deportivos de césped natural por pastos sintéticos sigue siendo una tendencia, en crecimiento año tras año, sobre todo para las autoridades competentes que son conscientes del medio ambiente.

Aquí tenemos algunas sugerencias y consejos que puede hacer para proteger su césped deportivo. En primer lugar tratar de conseguir un registro de mantenimiento de una instalación de césped artificial de un proveedor. Si no está disponible en el instalador o proveedor, entonces es mejor obtener una propia, que sin duda le ayudará. Esto no es sino un documento de trabajo, tenga en cuenta, todos y cada uno de los procedimientos de mantenimiento y manténgalos actualizados.
Consiga un manual o un procedimiento de mantenimiento preciso y completo, siga las recomendaciones mencionadas o podría aumentar las posibilidades de que sufra un deterioro prematuro o problemas de garantía, aumentando las reparaciones importantes durante el período de garantía. Si es posible, trate de obtener una lista de los equipos y materiales de mantenimiento sugeridas o recomendadas para una instalación de césped sintético. La herramienta más importante para realizar un mantenimiento preventivo del césped, debe ser una valla alrededor de la superficie deportiva. El pasto artificial que permanece sin vigilancia ni supervisión puede sufrir actos de vandalismo. Aunque esta clase de superficies sintéticas pueden resistir mucho uso, pero siempre bajo supervisión.

Mantenga la basura como latas y demás desperdicios, que se pueden producir cerca de la zona deportiva, bajo control. Estos pueden deteriorar el estado del pasto sintético y provocar accidentes entre los jugadores. Trate de desarrollar una estrategia para mantener fuera de las instalaciones, materiales como ramas, hojas o envoltorios de comida y otro tipo de escombros que trae el viento.

El pasto artificial se ha desarrollado para sustituir al césped natural en algunas canchas deportivas. Está fabricado de materiales sintéticos tales como el nylon, polietileno, o polipropileno. Esta hierba artificial se utiliza sobre todo hoy en día, se puede mantener fácilmente, no necesita agua, se puede jugar en cualquier momento del año y en diferentes estaciones y condiciones climáticas, de hecho pueden durar años y años como nuevos.

El césped sintético se utilizan como un suelo alternativo para diferentes juegos, por lo general, para el béisbol, el fútbol americano, el hockey sobre césped y el tenis, estos son algunos de los deportes donde tiene mayor aceptación. La mayoría de los atletas o jugadores de estas disciplinas prefieren el césped artificial. Es mucho más seguro para ellos, jugar en esta clase de superficies sintéticas bajo cualquier condición climática, especialmente durante el tiempo frío. Para algunos individuos o empresas que tienen pistas deportivas, esta hierba ficticia puede ofrecerles un bajo mantenimiento para sus instalaciones. Ya que no necesitan de siega, el suelo parece siempre nuevo y limpio, el barro y la suciedad no se adhieren en ella fácilmente, es de bajo costo y puede aumentar el valor de su propiedad.

El césped artificial no sólo se utiliza en zonas deportivos, también se puede encontrar instalado en zonas residenciales, edificios comerciales, paisajes, parques, patios, etc. Para los propietarios, el césped puede parecer limpio y fresco en cualquier momento, cualquier día, incluso con muy poco mantenimiento. Por esta razón es tan aceptado y su utilización va en aumento.

Gracias a los nuevos productos que podemos encontrar en el mercado, que se asemejan mucho al natural, tanto en aspecto como en sensación, su utilización ha despegado convirtiéndose en la opción preferente para campos de futbol 7 o instalaciones deportivas de alto rendimiento. Los que prueban un pasto sintético de última generación, están de acuerdo en que sus características lo hacen ideal para la práctica de deporte bajo condiciones adversas y mal tiempo.